D E S T I L E R I A S

JULIAN   SEGARRA

CHERT

ANIS    RON    GINEBRA    LICORES    ABSENTA    BRANDY

  

El clima de Chert.-

Gráfica de tenmeratura mínima.

       La falta de presencia en nuestro entorno del palmito o margallón (Chamaerops humilis), una planta autóctona capaz de crecer en los vecinos pueblos del Este más cercanos al Mar Mediterráneo, es un indicativo de la climatología de Chert.

       Lo primero que llama la atención al visitante son las singulares montañas diferentes a lo que la orografía nos tiene acostumbrados. En Chert las montañas son llanas, formando las llamadas muelas con sus escarpados singles de difícil o imposible acceso, con sus caras de roca viva desafiantes a los vientos y en los que la única vegetación son los coscojales (Quercus coccifera) que se enraízan entre sus grietas.

Gráfica de tenmeratura máxima.

       Tierras secas de suelos muy pobres en los que se ha desarrollado la agricultura de secano con la originalidad técnica de la construcción de bancales con muros de piedra seca para la contención de la tierra de labranza y en los lugares en los que aflora el agua, aparecen fuentes con abrevaderos y pozas, al igual que en las riberas de las ramblas dónde la circulación subálvea favorece la construcción de norias y pozos para su aprovechamiento en pequeños huertos.

       Papel importante tienen las ramblas, ríos secos de arena, grava y rocas que solo llevan agua en épocas muy concretas y no todos los años; muestra vecina Rambla Cervera, con una anchura superior a la del Río Ebro, también es otro indicativo del tipo de climatología.

       Las corrientes del golfo Gulf-Stream viajan por el Océano Atlántico hasta Europa y descargan su humedad en las costas occidentales del Viejo Continente. En ocasiones circulan por latitudes más meridionales y se aceran por el Estrecho de Gibraltar que guiadas por el Sistema Penibético y los Montes Atlas entrarán en el Mar Mediterráneo. Cuando en la zona marítima de Baleares hay un embolsamiento de aire frío, los vientos cambian de dirección y giran hacia el levante español produciéndose el fenómeno conocido como gota fría; la Cordillera Ibérica detiene su avance y obligando a su elevación, en un instante se produce una precipitación torrencial que en cuestión de días puede alcanzar volúmenes de 700 a 1100 l/m²., pero cuando el embolsamiento de aire frío es muy frío, entonces no llueve, se oyen un malévolo rumor procedente desde las altas capas de la atmósfera cada vez más acentuado y rápidamente el agua de lluvia se congela, resultando una granizada causante de inimaginables grandes estropicios.

Gráfica de tenmeratura media.

       Por suerte, estas condiciones solo ocurren en determinadas anualidades y en líneas generales nuestro clima es de tipo mediterráneo, ventoso y frío en invierno, lluvioso en primavera y en otoño, con la característica de la aparición de las borrascas mediterráneas origen, en especiales ocasiones, de las fuertes precipitaciones tormentosas a finales del verano que se caracteriza por ser siempre luminoso y seco.

Gráfica de pluviosidad.

       La proximidad al Mar Mediterráneo de la pequeña cadena montañosa de Las Atalayas de Alcalá hace que la brisa marina del litoral nunca llega al interior y especialmente durante el mes de febrero, al Sol también le cuesta aparecer con sus cálidos rayos por la cresta montañosa del horizonte. En situaciones anticiclónicas invernales, los planos valles cultivados aislados por las sierras elevadas que los rodean con temperatura templada, se cubren de masas aéreas frías adosadas a la superficie y con temperaturas incluso bajo cero, produciéndose una inversión térmica de catastróficas consecuencias agronómicas cual es el temible rocío.

       En cambio, los vientos procedentes de norte, durante el invierno son secos y fríos, como La Tramontana o el frío, crudo y molesto Cierzo del oeste que se acerca por el Valle del Ebro, pero en verano y en determinadas ocasiones, aparece un viento de poniente cálido y agobiante que hace sentir sus efectos indeseables en las hojas de las cepas, aunque la brisa agradable, fresca y suave del verano, acompañada de unas lluvias acertadas a finales de agosto, revitalizan los viñedos y la vegetación en general, produciendo una buena sazonación en las cosechas.

Gráfica eólica.

       Desde el punto de vista térmico, las condiciones generales que nos favorece el clima son buenas, aunque las irregulares e incluso escasas precipitaciones siempre son insuficientes para el desarrollo exuberante de cualquier cultivo en secano, confiriendo a nuestro clima mediterráneo un carácter subtropical con un régimen hídrico seco de elevada evapotranspiración, paliada en la agricultura con repetidos arados en las tierras de labor y permitiendo con este ocurrente proceder, un excelente cultivo de la vid.

  

destilator@outlook.com

[Portada] [Julián Segarra] [Destilación Manual] [Envejecimiento Natural] [Brandy del Maestrazgo] [Brandy GRAN MAESTRE] [Licores del Maestrazgo] [Plantas Medicinales] [Enlaces] [Historia] [Anís] [Ron] [Ginebra] [Absenta] [Licor Carajillo] [Situación] [Suelo] [Visitas] [Ritual] [Opinar] [Turismo] [Blog's] [Aviso legal]

© Copyright Lo Lleó del Maestrat - 2000

http://www.destilator.com


www.000webhost.com